Make your own free website on Tripod.com

smt.jpg

El arma mas poderosa de Estados Unidos
Home
¿Show business?
¿y Wellington?
Presidentes muertos
Al otro lado del río
A la maestra ¿con cariño?
Un tal Hugo
Se equivocó Calderón
Puros chiles (la invasión china)
El día después de Katrina
¡Shalom! (paz)
El quinto elemento
La píldora
Terrorismo, la disyuntiva
Las "vivas" de Juarez
Inhala, las causas del narcotrafico
Tan cerca y tan lejos
Cena de negros
Pleito de Droguerías
¿Club Eutanasia?
La marcha que se viene
El arma mas poderosa de Estados Unidos
Auschwitz, 60 años despues
Tragicomedia Zapatista
Si yo fuera diputado
pais de cinicos
año nuevo, ¿vida nueva?
ASCO (linchamiento en Tlahuac)
Gano Bush
¿porque NO debe ganar el PRD en el 2006?
2 de Octubre (si se olvida)
No nos equivoquemos
El deforme de gobierno
año nuevo, ¿vida nueva?
Bravo! Fox
Le pondremos Jorge al niño
Las puertas del infierno
Zapatero a tus zapatos
Terrorismo
Lente loco
Hollywood no lo hubiera hecho mejor
No nos ayudes compadre
Intelectuales
Los motivos del peje
El fin y los medios
Se acabaron los 90´s

EL ARMA MÁS PODEROSA DE ESTADOS UNIDOS

Por: GERARDO ENRIQUE GARIBAY CAMARENA

31/01/05

 

 

EL domingo pasado los Estados Unidos activaron en Irak su arma más poderosa, la democracia. Al tiempo en que millones de iraquíes virtualmente inundaban los centros de votación en gran parte del país, el gobierno norteamericano podía celebrar una de las mayores victorias de la política exterior del Tío Sam en él ultimo medio siglo.

 

Desafiando  las amenazas del terrorismo,  la enorme inseguridad en ciertas zonas del país y  las restricciones de transporte, el pueblo iraqui dio al mundo una enorme lección de valentía; los insurgentes habían mostrado durante la semana una creciente crueldad en un intento por frenar el proceso electoral. Para los terroristas la elección se convirtió en una perspectiva más temible que cientos de tanques o decenas de aviones, e hicieron todo lo posible por boicotearla y teñirla de sangre; la voluntad popular sin embargo, se impuso de forma arrolladora.

 

A partir del momento de las elecciones la insurgencia perdió por completo la poca legitimidad que le quedaba, quienes se oponen a los norteamericanos y al nuevo gobierno de Irak han quedado exhibidos como lo que son, grupos minúsculos, totalitarios, mafias que recurren incesantemente al asesinato de sus propios compatriotas para imponer sus sectarios puntos de vista, nadie puede ya (siendo sincero) declarar que la insurgencia iraqui cuenta con el apoyo del pueblo.

 

La izquierda mundial ha debido rumiar su coraje, quienes se han regodeado en la critica irracional a Estados Unidos se van quedando sin argumentos, Irak ha vivido  las primeras elecciones libres en cerca de medio siglo, y lo ha hecho en medio de una enorme afluencia y, en muchos casos, rodeado de un ambiente festivo; y es que, realmente tienen motivos para celebrar, los iraquíes han logrado dejar atrás la tiranía y ahora tienen ante sí un panorama de democracia, libertad y progreso, de ellos dependerá  tener la madurez para aprovecharlo.

 

Las elecciones constituyen un demoledor golpe para la insurgencia sunnita y una demostración al mundo de que, los ciudadanos de Irak quieren vivir en una democracia y piensan tomar  la oportunidad que la ocupación aliada les presenta.

 

Esto no significa que los problemas en aquella región del oriente medio han terminado; seguramente la violencia continuara siendo parte de la vida cotidiana por lo menos en el mediano plazo, sin embargo la jornada electoral representa un gran avance en el proceso de pacificación y estabilización de Irak, seguirán las criticas contra la administración Bush de parte de los Comunistas huérfanos (ahora disfrazados de altermundistas y pacifistas) pero el impacto de estas se vuelve menor  al tiempo que la zona logra retornar a la calma.

 

Si logra estabilizar a Irak y convertirlo en una antorcha de la democracia y la libertad para  las sociedades oprimidas por  dictaduras totalitarias de oriente medio George W. Bush se habrá ganado un lugar entre los mayores estadistas del siglo que recién empieza y un sitio entre los más trascendentes presidentes de la historia norteamericana.

 

Estados Unidos ha recurrido al arma de la democracia y la libertad; los resultados no podrían  haber sido mejores, el pueblo iraqui desafió a los terroristas, ejerció el voto y convirtió la jornada como lo señalo el presidente Bush en un rotundo éxito; la democracia ha probado ser el  arma más poderosa de Estados Unidos.