Make your own free website on Tripod.com

smt.jpg

Se equivocó Calderón
Home
¿Show business?
¿y Wellington?
Presidentes muertos
Al otro lado del río
A la maestra ¿con cariño?
Un tal Hugo
Se equivocó Calderón
Puros chiles (la invasión china)
El día después de Katrina
¡Shalom! (paz)
El quinto elemento
La píldora
Terrorismo, la disyuntiva
Las "vivas" de Juarez
Inhala, las causas del narcotrafico
Tan cerca y tan lejos
Cena de negros
Pleito de Droguerías
¿Club Eutanasia?
La marcha que se viene
El arma mas poderosa de Estados Unidos
Auschwitz, 60 años despues
Tragicomedia Zapatista
Si yo fuera diputado
pais de cinicos
año nuevo, ¿vida nueva?
ASCO (linchamiento en Tlahuac)
Gano Bush
¿porque NO debe ganar el PRD en el 2006?
2 de Octubre (si se olvida)
No nos equivoquemos
El deforme de gobierno
año nuevo, ¿vida nueva?
Bravo! Fox
Le pondremos Jorge al niño
Las puertas del infierno
Zapatero a tus zapatos
Terrorismo
Lente loco
Hollywood no lo hubiera hecho mejor
No nos ayudes compadre
Intelectuales
Los motivos del peje
El fin y los medios
Se acabaron los 90´s

todas.jpg
¿Podrá Felipe con el compromiso?

Se equivocó Calderón

Por: Lic. Gerardo Enrique Garibay Camarena

27/10/05

 

Todavía hace algunas semanas Felipe Calderón se mostraba seguro de tres cosas: 1) Que la elección interna panista se iba a resolver en la segunda ronda, 2) Que él iba a participar en esa segunda ronda y 3) que la iba a ganar. Se equivocó, finalmente no hubo necesidad, Calderón Hinojosa se impuso claramente en la elección interna y obtuvo en la primera ronda la candidatura del PAN a la Presidencia de la República.

 

Para este sorpresivo triunfo influyeron varios factores: el efecto “casino” desatado después de que salieran a la luz pública los permisos para casas de juego expedidos por Creel antes de renunciar a la Segob, el alto abstencionismo entre los miembros adherentes del PAN, junto con la enorme participación de los activos (que en buena medida apoyaron a Calderón), el debate televisado entre los precandidatos (donde Creel ofreció que iba a “combatir la seguridad”), en fin, innumerables factores que confluyeron para cocinar un triunfo cuya contundencia no habían imaginado ni siquiera los más fervientes seguidores de Calderón.

 

Sin embargo, tanto para Felipe, como para el PAN, el verdadero reto comienza ahora. El refrendar la presencia azul en Los Pinos es mucho más que un objetivo coyuntural, es una primerísima prioridad para una institución que ha venido teniendo una tendencia a la baja en las últimas elecciones ("remember" el Edomex) y que enfrenta el normal desgaste que sufren los partidos en el gobierno.

 

Calderón no es Fox, si el PAN quiere tener posibilidades reales de ganar la Presidencia en el 2006 debe dejar este punto bien claro. Fox era visto como una “persona de a pie”, un empresario y no un político. Vicente contó además con una gran facilidad para mover multitudes, de la que Calderón carece. Felipe es un político profesional en el buen sentido de la palabra, ha trabajado durante gran parte de su vida en el ámbito partidario, desde Acción Juvenil hasta la presidencia del PAN. Calderón es el candidato favorito de los panistas, pero eso no es ni remotamente suficiente para mantener la Presidencia. Tendrá que convencer a los mexicanos apartidistas, pues de otro modo será imposible que supere el “techo” de AN (30% de los votos).

 

Enfrente de Acción Nacional se levantan dos poderosos rivales, por una parte el PRI, reunido en torno a la figura de Roberto Madrazo y su oferta del “todo tiempo pasado fue mejor”. Del otro lado el fenómeno López Obrador, que tiene pinta de rebasar al PRD y convertirse en una nueva versión de lo que fue  el “efecto Fox” en el 2000.

 

Hace 5 años Vicente Fox y sus “amigos” aportaron millones de votos en zonas donde la estructura del Acción Nacional no había podido entrar, pero los tiempos han cambiado, es claro que Calderón, por su mismo perfil (mucho más identificado con el PAN) no puede generar un fenómeno similar, por lo que el peso sobre la organización del partido para ganar voto por voto será mucho mayor en estos comicios.

 

El PAN ya tiene gallo, ahora falta ver como responde su estructura ante el mayor reto de su historia: mantener lo logrado en el 2000. No es una tarea fácil, de ella depende la permanencia del proyecto político de Acción Nacional y su viabilidad como institución. Del resultado que obtenga en el 2006 se derivará su visión a futuro, o su desaparición.

 

www.sinmediastintas.cjb.net